Terrazas y Balcones

[ Rincones verdes acogedores ]

Las terrazas y los balcones, ese espacio de la vivienda que a veces no se cuenta como parte de esta, y que en muchas de nuestras casas al final acaba siendo un trastero, zona para la lavadora y secadora, etc. Y es que quizá, no se le está dando la importancia que en realidad tiene este espacio de la casa que nos conecta con el exterior.

Tras este periodo de confinamiento que hemos vivido, nos hemos dado cuenta de la importancia que tienen las terrazas y balcones, ya que con el verano y el buen tiempo tenemos ganas de tomar algo al aire libre, cenar en un ambiente perfecto y en buena compañía, o relajarse leyendo un libro, escuchando música o tomando el sol.

Es muy importante cuidar y decorar estos espacios para que podamos estar cómodos y aprovecharlos al máximo. La decoración tiene que ser la necesaria para no perder espacio, por lo que se requieren diseños en los que se consiga sacar el mayor partido posible al espacio. ¡Pero esto no indica que no pueda ser un lugar con un ambiente especial!

Algo esencial que no debemos olvidar en la decoración es la vegetación, que nos ayuda a transportarnos del interior de la vivienda al exterior aportando frescura, naturaleza y vitalidad. Y es que un espacio al aire libre, aunque esté rodeado por paredes, con ayuda de la vegetación puede llegar a ser un rincón mágico.

Las flores y plantas, o incluso árboles si disponemos de más espacio, nos ofrecen un enorme abanico de posibilidades para decorar nuestro balcón. Es aconsejable instalar cierta variedad vegetal, con coloraciones escalonadas, presencia de hojas perennes y bayas coloreadas, para ganar cromatismo y vivacidad, incluso en invierno. Pero no sólo puedes combinar los colores, tamaños y tipos de plantas, además, puedes jugar con su disposición. Una buena solución para no perder mucho espacio, es colocar plantas en las paredes o colgarlas del techo, o incluso, colocar enredaderas o un jardín vertical.

Si decidimos elegir árboles para la terraza, estos deberían ser de pequeño porte y ubicados en la periferia, para que no estorben. La ventaja al tener las raíces confinadas a un espacio limitado, es que nunca se harán muy grandes, y ayudarán a transmitir la sensación de jardín. Algunos ejemplos de tipos de árboles que podemos colocar son los olivos, naranjos o limoneros, o tipo arbustos como photinias, phormium, nandinas, euonymus o laureles.

El bambú es una especie de moda en ambientes modernos y minimalistas. Aporta tranquilidad y es ideal como barrera visual y para separar ambientes. Pero para lucir un porte bonito, el bambú necesita frescor y humedad, y hay que tener mucho cuidado porque las raíces del bambú son agresivas.

Si hablamos de plantas, una buena opción son las dipladenia que tienen una buena floración con colores intensos y vivos. Otra opción que nos aporta mucho color, aroma y acompaña muy bien una decoración rústica, es el jazmín

Podemos incorporar plantas comestibles y aromáticas, y así tener nuestro propio huerto casero, ¿qué mejor que poder degustar tus propios productos directamente de la terraza a la cocina? ¡Todo sabe mejor si lo cultiva uno mismo! Además, si se incorpora un riego por goteo, su mantenimiento será muy fácil, y podemos plantar desde tomateras y limoneros hasta menta y tomillo. Al mismo tiempo, es una actividad genial para disfrutar en familia y para que los más pequeños aprendan a ser responsables y cuidadosos.

No tenemos que olvidarnos de los maceteros, otro gran elemento decorativo y muchas veces ignorado. Con un poco de ingenio, todo objeto que ya no se use puede utilizarse como tal y que pueden ser ideales y originales, desde latas recicladas, botes de conservas o incluso un colador.

Otra posibilidad es la creación de jardineras a medida, pero teniendo en cuenta que deben de ser perimetrales para que no nos quiten mucho espacio. Y no hay que olvidar que pueden contener mucha tierra o piedras, y por lo tanto mucho peso, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de posicionarlo sobre el forjado.

Para crear privacidad en el perímetro, se puede colocar vegetación, o para que resulte más económico y haya menos transparencia, se puede utilizar brezo o setos artificiales. En cambio en el suelo, como pavimento, siempre podemos colocar madera o imitación a madera, o césped artificial que nos proporcionarán confort y calidez, ¡y ganas de quitarnos los zapatos e ir descalzos!

Para finalizar una buena decoración, tenemos que buscar una adecuada iluminación creando un ambiente acogedor, y además, siempre se pueden colocar elementos decorativos, como por ejemplo fuentes, y colocarles una iluminación puntual, creando un espacio de referencia y decoración.

Y vosotros, ¿a qué estáis esperando para crear vuestro rincón especial?

¿Os ayudamos a decorar vuestro espacio?

NO DUDÉIS EN PONEROS EN CONTACTO CON NOSOTROS